Soneto IIB


Soneto

Tú has dado tu vida por amor
Para librarnos de todo dolor
Porque no ha habido más grande amor
Que por amor sufriste tal dolor.

 Tú, que has dado tu vida por mí
Mereciéndola sin razón alguna
¿Porque quién crees que soy yo?, ninguna
que tu muerte merezca para mí.

 Dime qué es lo que has visto en mí
Siendo Tú el Todo y yo la nada
Siendo Tú el Todo Omnipotente

Te agradezco lo que hiciste por mí
Me diste todo sin pedirme nada
Y gracias por el honor de amarte.

Christa Arévalo

Soneto 

Este amor fue brotando lentamente
¿para qué apuramos pues, si era cierto?
era un amor brotando a cielo abierto
como brotan las flores solamente.

Era un río de piel entre la gente,
era un copo de nieve en el desierto,
era un rayo de luz puro y despierto
y esperaba por mí alegremente.

Ella trajo a mi vida las noticias,
de un amor que nació sin pretenderlo,
para ofrecerme todas sus caricias,

pues estando tan cerca y sin saberlo,
nació ya esperando por mis caricias:
al ver sus ojos pude comprenderlo.

Carlos Blanco

La Creación

 Flores del campo de todos colores
Que por la brisa moviéndose están,
Llenan el día de gozo y amores
Y al cielo adornando las aves van.

Quietud y grandeza inspiran los mares
Montes y nubes se reflejarán,
Bosques y cielos de inmensos palmares,
Lagos y ríos que espejos serán.

Vida, belleza, paz y perfección,
Siento en mí la dicha de vivir,
Doy gracias al Creador por tanto amor,

Entregó así el Señor su creación,
Dando así un regalo a mi existir,
Y a mi alma otro más con su dolor.

 María Renée Dávila

Soneto

 Y que si me pusiera a contar
Las tantas veces que me heriste, amor
Y que si me pusiera a cantar
Las canciones que con tanto dolor

Y que si me pusiera a llorar
Se inundarían los desiertos
Cuando los recuerdos quiero apagar
Se entienden cuando están cubiertos.

Aun bajarían los cuatro ángeles
Tan poderosos como arcángeles
Contra ellos no podríamos luchar.

Te suplico que me dejes en paz
¿entiendes lo que es dejarme en paz?
Desde hoy no volveré a trasnochar.

 Mercedes Escobar.

Tú…
(El despertar de ti en mí…)

Ni la primavera, ni el buen verano
Pueden dar vida a este sentimiento
Ni el otoño ni el invierno malsano
Podrán matar jamás lo que yo siento.

Amor mío, llegaste a mi vida
Sin duda escribiste el destino
Con un abrazo di la bienvenida
Y con una mirada abrí el camino.

Tú eres el sol que alumbra mi vida,
Tú eres el oasis en mi desierto,
Me hechizaste y ahora alucino por ti.

Llegaste a mi vida y diste cabida,
A que algo cerrado estuviera abierto:
Mi corazón, que ahora vive por ti.

Johanna Galindo.

Me dejaste

Me has plantado un beso de repente
Y has dejado tus celos en mi mesa
Me has dejado el mundo de cabeza
Y tu mirada clavada en mi mente

Te has inventado una verdad
Y has creado en mí una ilusión
Ahora me ahogo en mi aflicción
Culpando a tus mentiras sin piedad

Dime qué hago con fantasías muertas
Y con estas ganas de olvidar
En la espera de mentiras ciertas

Se me quitan las ganas de luchar
Mas no quiero cerrar todas las puertas
Por si un día decides regresar

Karen Girón

Vueltas de amor 

Al principio sólo fue "hola qué tal";
y yo sólo a ti quería verte.
Después tú sólo deseabas la muerte
y al final somos tai para cual. 

Yo sólo quisiera estar contigo,
para que sólo a ti yo pueda verte.
Se me hace fácil canciones hacerte,
y tú ya estás harta de estar conmigo. 

Yo por tu sonrisa vuelo hasta el cielo,
ojalá esto nunca se acabara,
pero con tu respuesta caigo al suelo.

Siento que me cubre la soledad,
pero si este castigo no pasara,
entonces no habría amor de verdad.

Julio Miguel Lago.

Recuerdos

Todo eran flores aquí en mi vida
mas de repente desapareciste.
Así como la suerte, así te fuiste,
te esfumaste, te fuiste de mi vida.

 Una persona tan buena y deseada,
yo te amé tan apasionadamente;
Que sufrí tanto dolorosamente.
Y desapareciste; de la nada.

Recuerdos de una muerte imprevista,
que mi alma tuvo cuando te perdí.
Me vienen cuando oigo una campana.

Tu mirada, tu pelo y tu sonrisa.
son cosas que hasta ahora comprendí,
podría encontrar en otro mañana.

 Diana Letona

Si te tuviera 

Si te tuviera siempre en mi mente,
no podría dormir, que moriría
un poco y despacio, pues trataría
de detener el tiempo lentamente.

Una vez yo te soñé dulcemente,
sin haberte conocido, sabía,
que en mi vida junto a ti sería
algo muy especial y diferente.

Luego tú llegaste a mi corazón
como una hermosa y bella realidad
con toda tu alegría y pasión.

Espíritu inundado de bondad
con armonía como una canción
se juntaron entrega y humildad.

Anton Mehrwald

El Paraíso

Una vista de flores de colores,
oyendo el cantar de los pajarillos,
saltan unos alegres conejillos,
plantas de frutas de muchos sabores.

Se ven mariposas revolotear,
peces deslizándose en la corriente,
baja de los cielos el sol sonriente,
al atardecer, van a descansar.

El tranquilo estar de las montañas,
que hace sentir a uno parecer,
estar en las blancas nubes soñando.

Animalillos cerrando pestañas,
las pequeñas lamparillas volando
mientras él, espera otro amanecer.

Nicole Michelen

Desgracia

Destruye la vida masivamente
Nos guía a asesinar y a odiar
A mutilar, agredir o matar
Y a dispararle a alguien en la frente.

Se esconde en nuestra mente inocente
la inocencia de niño dejar
una cuerda a su cuello atar
atacar a los demás de repente.

Está en el niño con el que peleaste
se el veía en sus ojos rojos
cuando con las manos lo ahorcaste

Después de un tiempo no lo soltaste
y blancos se le tornaron los ojos
sí, a un niño pequeño mataste.

Juan Carlos Molina.

Aquella casa

Memorias de casa de pisos fríos
De rincones llenos de voces dulces
Llena de invitadas negras y cruces
Pero aún no estaremos fríos.

Mañana, olor a cocina había
Comida y drama, La combinación
Y ese aire fresco, la solución
De noche una lechuza, la armonía.

Y era ahí todo combinable
la soledad y mi hermosa música.
libros, helado de fresa y lluvia.

Alegres mis días de irresponsable
Los que terminaron con un telón
en aquella casa de sol y lluvia.

 Ana llka Morales Paniagua

Raro

 Rareza llamamos a lo oscuro,
A lo que entender nunca podremos,
A lo que nosotros nunca tendremos,
Lo que frente a nosotros un muro,

Lo que nosotros juzgamos de raro,
Raro es alguien quien no entendemos,
En lo que nosotros nunca creemos,
Lo que nos es de verdad muy macabro,

Lo que al muerto le quite el sueño,
El monstruo de debajo de la cama,
Este tema difícil como leño,

El que no guste de dormir en cama,
Quien de sí no sea ultimo dueño,
Quien él mismo se golpea con rama.

Karel Novotny

Soneto

Después de lo que se llevó el viento
Con tantos miedos cuando lo sentí
Tanto mentí, al final sonreí
Sigo repitiéndote que lo siento 

Mis ojos demostraron que te miento
Nunca por las causas me afligí
A veces hasta de eso presumí
Ahora vengo, y me arrepiento

La elaboración de miedos es cierta
Muchas veces lo malo presentías
Y al final todos realidad se hicieron

No te encierres entre muros y puertas
Tampoco lo niegues, esto querías
Luego de que ambos lo reconocieron...

CAROLINA PÉREZ

Conocerte

Escribiendo me he podido expresar
tal vez tú no me conoces todavía
y sin pensarlo me hablas día a día
y en tu corazón ya puedo andar.

Yo te he visto, aunque no he podido hablar
si tú conocieras la alegría
que tan sólo al platicar causaría
la alegría que nadie pudo lograr.

Si algún día te llegara a conocer
mis ojos se abrirían hacia ti
y estaría todo el día a tu lado.

Pero a veces tengo miedo de ver
porque puede que lo que presentí
después de un tiempo haya cambiado.

Carolina Ralón

El Engaño

Sabes, no hay ser divino y humano
como tú. Diste todo sin pensar,
que te llegaría a engañar,
pero es así natural y humano.

Y no critico a un ser humano
por el gran error de llegar a amar.
Pero yo amo y espero amar,
por siempre a un hombre inhumano.

 ¿Tú para qué sigues y te engañas?
Si sabes que yo siempre te engaño,
si también sabes que yo no te amo.

Hombre ¿para qué sufres y te engañas?
No paras, sufres desde hace un año,
y ya termina con este "TE AMO".

MONICA RAMÍREZ

Soneto

Gente se va y llega la soledad
dice ser solitaria, callada y fría
para mí es tan bella que la siento mía
momentos tan puros que es mía de verdad.

Hay gritos, sonrisas y es egoísta.
Soledad, como aire para vivir.
no respires sin llegarte a morir
pensamientos hay, es individualista.

Un sentimiento único del alma
sin ganas de andar está en el piso
muy placentero cuando suele llegar.

Cierra una puerta y llega, uno se calma
se abre, y si se abrió, fue porque uno quiso
búscala, está en cualquier lugar.

       Stephanie Rolz

Soneto I

Las ninfas que con gran apuro van
cantan con su melodiosa belleza
que en tempestad veo la grandeza
donde mis nostalgias las olas llevan.

Como olas que la arena lavan
pule mi paciencia la aspereza,
que rodea tu sombra con tristeza
en el abismo que náufragos cavan.

La cristalina agua que refleja
al nadar un tiburón en letargo
que en la distancia su miedo deja.

Aunque sopla un destino amargo
regresa tu pena por una reja
que por la larga eternidad cargo.

Pedro Rosales

Soneto

 Volar, cual ave mi sueño ha sido
Sentir el viento alborotar mi pelo
Ver todo pequeño desde el cielo
Cosa que soñar sólo he podido

Volar es lo que a mí más me gusta
Sentir todo el cielo en mi frente
Sentir liberar de líos mi mente
Cosa que a mucha gente le asusta

Sentir el poder del motor al despegar
Es de lo que a mí más me emociona
Y lo que me hace el avión usar

Me gusta como el avión reacciona
Pero también hay que aterrizar
Sobre la nada estar me apasiona.

Diego Sanz-Agero

 ELLA

Tu cuerpo adornan como dos rosas
Para que nuestros hijos coman bien.
Bésame ya, para que de dé un cien,
Porque tu cuerpo es más que de diosas.

Bastó un minuto para amarte.
Bastó un minuto para conocerte.
Porque yo no le temo a la muerte.
Sólo que te quedes sin más que darme.

Quiero dejarte mis noches de luna,
Y mis preciosas tardes de sol,
Cuidado, que no voy a comprar una.

Tú eres el porqué de mis decisiones
Estar contigo es como meter un gol
Y para ti son estas oraciones.

       Roberto Sarti.

Soneto

 Apenas empiezo este soneto
y aún no se me ocurre qué escribir
me faltan palabras que conseguir
para hacer de este soneto un reto

Estoy empezando el segundo cuarteto
y en este tema no puedo mentir
más bien este lo tengo que cumplir
ya que Mónica lo quiere completo

Siento que me estoy esforzando mucho
y quiero seguir con este entusiasmo
en esta ocasión que se me presenta

Quiero hacerlo bien y por eso lucho
ya que todo esto me ha dado un espasmo
por eso merezco más de un noventa.

Sebastián Yonker

Tu soneto...

Actualización: 07.08.2004