CÓMO REDACTAR CON BASE EN UN MAPA DE IDEAS.


Saber expresarse adecuadamente, tanto en forma oral como en la escrita, es una habilidad que todos los maestros debemos desarrollar en nuestros alumnos.  Hay muchos textos y manuales en los cuales nos enseñan las características más importantes de toda redacción: claridad, corrección y sencillez.  Sin embargo, nada de esto tiene sentido si no pasamos de la teoría a la práctica.

Este año decidimos aplicar en sexto grado de primaria una técnica aprendida en un curso del Instituto Pedagógico, para enseñar a los alumnos un método eficaz y fácil para obtener una buena redacción. Algunos de los beneficios de esta técnica son:

1. Un texto rico en ideas, que deja a un lado aquellos escritos repetitivos, cuyo único fin es cumplir con el número de palabras asignadas.

2. Evita la mezcla de ideas, ya que éstas se agrupan para desarrollarse en un mismo párrafo.

3. Claridad y coherencia.  Al utilizarlo, aprende a estructurar sus escritos con las tres partes fundamentales: introducción, desarrollo y cierre.

4. Su uso no se limita al idioma español, sino que puede ser aplicado en las tareas de alemán e inglés.

5. Por último, y quizá el más importante, proporciona a los alumnos una herramienta sencilla que pueden usar cuando les asignamos “redacciones”, pues la mayoría no sabe cómo empezar un escrito e incluir en él un contenido variado.

Es muy satisfactorio el cambio que se observa en el trabajo de los alumnos. Sólo necesitan un método claro y sencillo para poder desarrollar sus habilidades.

 Juan Fernando Camey, alumno de sexto grado B, explica el procedimiento:

 Primer paso: Lluvia de ideas.

Lo primero que hay que hacer es elegir un tema principal.  Luego se escriben las palabras que se te vengan a la mente (éstas deben de estar relacionadas con el tema  del que deseas hablar).  Cuando las escribas, no es importante que estén ordenadas; las ideas pueden estar dispersas en tu hoja.

 Segundo paso: Agrupar las ideas principales.

Luego hay que agrupar las ideas anteriores: éstas tienen que tener una relación, pues luego escribiremos un párrafo por grupo de ideas.  Todo los grupos deben tener un “título”, el cual puede ser una de las palabras que agrupaste anteriormente o puedes escribir otra palabra que describa mejor al grupo.  Estos grupos también tienen que tener un número, el cual indicará el lugar que ocupará en el desarrollo de la redacción.

 Tercer paso: Formación de oraciones.

Ahora tienes que escribir una oración con cada palabra; no es obligatorio escribir una oración por palabra, pero sí es lo más recomendable.  Además, recuerda usar los títulos de cada grupo para iniciar el párrafo, pues ésta será la idea principal.  Esto se escribe con lápiz, porque a veces no sale “a la primera”.

 Cuarto paso: Pasarlo en limpio.

Ahora sólo tienes que volver a escribir tu texto (el paso 3) en limpio.  Es recomendable volver a escribirlo. ¡No se recomienda simplemente escribir encima del lápiz y luego borrarlo!

  Mónica de Gavarrete.

Actualización: 07.08.2004

Alumna que proporcionó el material para ejemplificar: Karla Piedrasanta  6 “ B” Primaria