ENTRE LOS TIEMPOS ……ZWISCHEN DEN ZEITEN……ENTRE LOS TIEMPOS

 La Prof.a Silvia de Valderramos en una entrevista realizada por el Lic. Michael Peitler:  

Fotos:privat


Nacida: En la ciudad de Guatemala el 14 de febrero de 1957

 

Ciudad: Guatemala

 

Padres: Julio Ramiro Marroquín Pérez  y Alicia Salguero de Marroquín

 

Hermanos: 4 hermanos

 

Estado Civil: casada desde 1979 con Nelson Rodolfo Valderramos Castillo

 

Formación:  Colegio Santa Inés, en Italia Escuela Elemental (2 años), Colegio Santa Infancia, Academia Virgen Poderosa, Escuela para señoritas Casa Central en Guatemala

 

Profesión: Maestra de Educación Primaria Urbana

 

Características:  Yo era una niña muy activa, feliz, me subía a los árboles, al tejado de la casa, hacía muchas travesuras y dentro todos los hermanos yo era la más traviesa.

 

¿Cómo era su educación, su formación, para después finalmente formar parte del claustro de maestros  del colegio Austriaco?

Cuando yo estaba en tercero primaria a mi papá lo mandaron a Italia a sacar un curso del Estado Mayor y nos tuvimos que ir por dos años, estuvimos dos años en Italia, estudiamos allá un poco de italiano, en la escuela elemental.

La secundaria hice un año en el colegio Santa Infancia, pero no me llamó la atención porque era mixto y había estudiado nada más en colegios de niñas.  Luego, me puse a pensar que necesitaba tener ese contacto que sentía de participar y de jugar con niños y entonces desde pequeña jugaba con mis hermanos de que yo era la maestra, pero para que ellos jugaran conmigo, tenía que jugar con ellos los juegos que les llamaran la atención.

 

Estudié mis básicos en la Academia Virgen Poderosa, me gradué en la Normal para señoritas Casa Central, hice mis prácticas en la primaria de varones con niños de escasos recursos y me quedé trabajando allí durante un año. Luego pues el profesor Caballeros me trajo aquí para que me examinara y así pude formar parte de tan prestigioso establecimiento.

  

En qué año fue eso?

En el año 1976, en ese entonces el señor Edelmann era director general y como subdirector estaba el señor Pak.

 

¿Cómo encontró el colegio en aquel entonces, en los años finales 70 comparado a lo que vivimos hoy, 30 años después?

 

Había mucha disciplina, los niños admiraban y respetaban a los maestros cuando ellos llegaban a la sala de profesores a hablar con cualquiera de los profesores extranjeros, se dirigían a ellos en el idioma en que impartía el docente, teniendo la oportunidad de corregirlos fuera de clase. Actualmente, se han perdido ciertos valores, los cuales se deberían retomar para mejorar la educación integral de los alumnos.

 

La vocación del maestro ha cambiado bastante o todavía existe esa vocación y sólo vivimos una situación de cambio de generaciones, de cambio de exigencias? ¿Cuál es su opinión personal?

 

Considero que la vocación de maestro se trae y esa se ve.  He visto que desgraciadamente en Guatemala se ha lucrado mucho con la educación;  muchos establecimientos los cuales quieren sacar no calidad sino cantidad de alumnos los cuales van a poner ante la sociedad sin tener principios morales, sin tener conocimientos adecuados y modernos como lo hace el colegio porque pienso que el colegio a los maestros les capacita lo suficiente para poder salir adelante y sacar a los niños y que no se enfrenten a la vida y que no se vayan a enfrentar a la universidad con miedo, sino al contrario que sean hombres de éxito, que sean ciudadanos los cuales van a honrar a nuestra Guatemala. 

 

A propósito de realización, que piensa Silvia de Valderramos de los valores, cuáles deberíamos transmitir a nuestros alumnos, sobre todo en Primaria porque allí estamos sembrando las bases?

 

Pienso que primero que todo se debe empezar con disciplina, pero una disciplina con amor, que sea como una costumbre para ellos, así como cuando uno se levanta, se baña, esa disciplina pero con amor, recuérdate que te tienes que bañar, eso te hace bien, que vas a tener más amiguitos pues llegarás con olor agradable o cuestiones así, motivarlos no solamente decir “es que te tienes que bañar”, esos valores vienen de casa, creo que los primeros maestros de todo ser humano son los padres, nosotros nada más somos ayuda para ellos.

 

¿Tiene Usted un evento especial de que se recuerda muchísimo en el colegio, que es un recuerdo que lleva para toda su vida, respecto a sus clases, a los compañeros, al ambiente que vivimos en el colegio?

 

Uno de los grandes recuerdos que tengo con relación al Director, Vice- director, es el acercamiento con ellos, siempre apoyando a sus docentes. Respecto a las clases, las diferentes actividades que se realizaban después de recibir diversas capacitaciones; con los compañeros el ambiente alegre que se daba algunas veces, el apoyo incondicional cuando habían tristezas y los momentos de triunfos y derrotas.

  

¿Tiene otros recuerdos de algo que le sucedió con alumnos en los tantos años?

 

Tengo muchos recuerdos, tengo también recuerdos de ahorita, ya como maestra de tantos años aquí en el colegio el encontrarme con ex alumnos profesionales, ex alumnos los cuales te tienden la mano y dices:  Este es el fruto de mi trabajo, el apoyo que tu encuentras en ellos así como algún día tu los apoyaste, ellos ahora te apoyan, entonces dice uno, esta semilla la sembré yo.

 

¿Es todavía gratificante la profesión de maestro que ningún esfuerzo se pierde sino es parte de la formación para la vida?

 

Allí es donde uno de maestro se siente orgulloso, satisfecho de haber trabajado tanto, haber dado su sabiduría a los niños y verlos triunfar como profesionales de éxito.

 

¿Cómo ve el colegio hoy en día?  ¿Cómo ve el futuro del colegio?

 

Veo que sigue teniendo el mismo prestigio y mantenido su nivel académico de una forma excelente y en el futuro creo que van a lograr eso y mucho más por el apoyo que se le da a los maestros en las capacitaciones que se imparten constantemente. 

 

El colegio en general, cómo ve el rumbo, lo que estamos implementando, la tecnología, las plataformas virtuales, ¿cómo ve eso?

 

Yo pienso que es algo bueno para el alumno, pero la tecnología muchas veces te aleja del ser humano.   Es allí donde entra la labor del maestro con vocación para poder mezclar una cosa con la otra y llevar de la mano a los niños y a la educación actual.